LAGO PLANESEE – EHRENBERG HIGHLINE 179- LAGO EIBSEE – PARNACKKLAMM

¡Buenos días fresquitos!

Hoy ha sido un día que nos ha dado mucho de sí, en el que ahora mismo vas a saber de qué se trata. En el titulo te dejo pistas.

Ayer estuvimos en Alemania en los castillos de Neuschwansteinstrabe en la ciudad de Hohenschwangau. Hoy hemos amanecido en el parking de éstos castillos, de los cuales anoche pudimos observarlos iluminados en su momento de gloria nocturna. Es un momento en el que están como en otra postura, relajada y en su total esplendor, ¿verdad? Es un momento muy especial la verdad.

Salimos del parking de los castillos y nos dirigimos al lago Planesee, ha sido uno de los lagos que más me ha impactado hasta ahora, puede que por el tiempo que hacía y la hora que era. Desprendía una niebla flotante a través de toda el agua y sin llegar a lo alto de las montañas, eso hacía que ese momento se paralizase todo. Esa niebla se suele formar de buena mañana cuando hace más frío fuera en la calle que en la temperatura del agua del lago, entonces el agua se evapora y hace esa neblina. Más tarde acaba marchando ya que el sol llega al valle y sube la temperatura. Estuvimos rodeando el lago. Un tramo estaba cortado intermitente-mente por reparación de carreteras por pequeñas incidencias por temporales ya que hubo problemas por el tiempo pocos días antes. Fuimos hasta un camping que había y unas cuantas casas, pero ya no se podía pasar más pero teníamos que ver el estrecho y hasta donde llegaban las vistas y por donde se perdía el lago. La verdad es que esas imágenes son difíciles de olvidar. Volvimos por la misma carretera atravesando las obras y dejando trabajar a los obreros para poder dejar en calma al lago.

 

 

De camino a nuestro siguiente destino, vamos tranquilamente por la carretera y vemos a lo lejos un hilo colgando… Aquello que te preguntas ¿y eso? sin esperárnoslo nos preguntamos, ¡otro puente colgante enooorme! ¿No es el que ya vimos? ¡¡¡Vamos a verlo!!!

Su nombre es Highline179 tiene una longitud de 406 metros y una altura de 114 metros, estuvo catalogado hasta hace poco como el puente colgante más largo del mundo por el Libro Guinness de los Récords (hasta que lo desbancó el de Randa 494m de largo, en Suiza). Se trata de un puente colgante sujeto por 4 cables de 60 milímetros de diámetro cada uno que se inauguró hace muy poco, en Noviembre de 2014, en Austria.

Y te preguntarás, ¿porque esos números del final? Pues 179 es el número de la carretera por la que se pasa cuando venimos hacia aquí y donde se sitúa, el pueblo de Burgenwelt Ehrenberg y por ello curiosamente le han puesto ese nombre con los números detrás.

Aparcamos en el parking del pueblo, que es de pago con un coste fijo de 4€ las 24h. Nos adentramos en el pueblo, todo muy adornado de la época y muy acomodado con muchos parkings. Vamos avanzando y vemos que hay una caseta de información, museo, restaurantes… hasta que veo que pone tiket por todos lados y había una maquina como de tabaco que ponía sacar tiket aquí hasta con flechas: Puente colgante Highline 8€ por persona. Fue un ¿cómo? Me parece bastante caro respecto a mi manera de pensar, para cruzar un puente, pero te comunica las dos partes de la fortaleza, Fort Claudia y Burgenwelt Ehrenberg. Te lleva hasta otro castillo en pocos pasos sin tener que bajar hasta el valle y cruzar la carretera como veis en el gráfico del mapa. Nosotros solo visitamos este lado.

La caseta de información tiene horario de atención al cliente, pero teniendo a disposición la maquina no hay problema para poder acceder, además también puedes sacar el tiket arriba o hacer el pago, ya que es automático y son puertas de hierro.

Ya habíamos mirado que había rutas que subían y visitaban los dos castillos sin pasar el puente ya que quedan a su izquierda, así que seguimos subiendo por un camino ancho hasta que después se hace sendero acomodado entre bosques de colores otoñales ocres, rojizos y amarillos preciosos que hacen el paseo mucho más agradable. Éste camino nos lleva hasta las ruinas de Ehrenberg Castle, nos encontramos que se encuentra en obras de mejora y están trabajando en ese mismo momento. La entrada a los castillos es gratuita.

El conjunto de la fortaleza Ehrenberg consta de: Klause, la ruina del castillo Ehrenberg, la fortaleza en la cabeza de la esclusa y el fuerte Claudia. Estamos ante 700 años de historia.

Entramos por la entrada principal por el gran arco de piedra seguidamente del muro enorme en el que encontramos las fechas “1733 – 2018” Seguramente se refiere a lo que todavía se puede observar después del deterioro. La fortaleza ofrece todo lo que se puede esperar de un castillo medieval, murallas fortificadas, torres altas y mucha historia.

Observamos que en la misma entrada a los laterales hay acceso a una reconstrucción de aquello que fue zona de conquista y protección de los castillos. Encontramos que hay representaciones e imitaciones de lo que en su momento hacían desde aquel lugar como el tiro en arco, los cañones, lucha con espadas… También pudimos ver un vídeo explicativo en alemán con subtitulo en ingles de la historia de los castillos con el paso de los años, su construcción y su deterioro. Fue divertido porque íbamos solos y nos sentíamos vigilados por los obreros jajaja

A continuación, seguimos subiendo dirección a lo alto de las ruinas, en su paso se encuentra el puente colgante Highline179 el cual esta vez no lo cruzamos ya que hace pocos días cruzamos un puente colgante igual de encantador y seguimos subiendo para disfrutar de las vistas desde arriba del todo. Estos caminos son ya con un desnivel mas elevado, pero parece que está cerquita nuestro destino. Visitamos las ruinas del castillo medieval, observamos los grandes detalles de sus rocas y formas de sus ventanales tan marcados, sus torres de vigilancia y todo en plena vegetación. El estado es bastante bueno para el tiempo que tiene y los materiales. Dudo que hoy en día dure algo tanto jaja.

Durante mucho tiempo Ehrenberg, fue capaz de llevar una existencia pacífica. Sin embargo, esto cambió con el estallido de las guerras religiosas. Además, el castillo fue el centro de la lucha bélica varias veces. En 1546 el Schmalkalden protestante ocupó la fortaleza. Pero, en 1552, fue tomada por el elector Moritz de Sajonia.

En 1632, hicieron que los suecos se detuvieran frente a sus muros. Y luego, en 1703 el castillo cae en manos de Baviera durante la Guerra de Sucesión Española. De 1716 a 1717, el castillo fue asignado como residencia al zar ruso Zarevich Alexej, que había huido de su padre el zar Pedro Magno. De hecho, en las guerras napoleónicas esto jugó un papel importante.

Desde 1971 Fridolin Schennach de Reutte se hizo cargo de la ruina y comenzó una operación de rescate con numerosos idealistas.

Seguidamente, nos dirigimos a buscar otro camino para descubrir mas y mas historia para que toda esta vivencia, no termine solo aquí. Encontramos un sendero de montaña que sube directamente a la fortificación. Es un poco más duro ya que va haciendo escaleras y constantemente vamos acumulando desnivel, pero merece la pena, ya que vamos bordeando el lateral derecho del interior de la muralla. Ese camino no es el usual, ya que hay una cómoda ruta de senderismo por fuera de la fortaleza que lleva a las familias con niños en la búsqueda del «legendario tesoro de palacio».

Llegamos a la parte de arriba y nos encontramos el castillo de Schlossberg Burgenwelt Ehrenberg. Es el más joven de todos. Nos damos cuenta de que las paredes conservadas son mucho más grandes y altas, también se nota más dedicación en sus construcciones, arcos y puertas todavía en pie y con formas mucho más redondas. Encontramos unos grandes puentes para acceder a una parte como de terreno o jardín, donde encontramos unos cañones expuestos para ponerte en la realidad de la época, también hay grandes miradores con informaciones de la zona, vegetación y animales. Hay una parte activa y dinámica para poder buscar el tesoro con los niños que es muy divertida! Aunque está en alemán se entiende todo!, también hay una polea para materiales pesados que la usarían para la construcción en aquel entonces, pero estaba sellada para no utilizarse. Supongo que durante la semana puede que vengan colegios y habrá algunos monitores. La verdad es que es digno de no perderse ni un detalle. Desde aquí arriba ves todas las fortificaciones.

En 1703, la reconquista de Ehrenberg comenzó a partir del Schlosskopf. Pero no fue hasta 1733 que comenzó la construcción de la fortaleza, que se completó en 1741 de acuerdo con los últimos hallazgos militares.

En 1782, como todos los demás edificios, fue abandonada y decayó lentamente. Los restos que aún se conservan en la fortaleza, son debidos a que en su momento fueron imposible de conquistar.

 

Para bajar buscamos un camino mas sencillo, marcado y hacemos el descenso con normalidad. La verdad es que mientras bajábamos íbamos comentando sobre la burguesía y lo que  ocurre con la pura realidad, que tienen que haber niveles de vida y que si o si nos acaban catalogando a unos y otros sin querer. Aunque sea la sociedad o nosotros mismos con nuestras maneras de pensar. Ahora venimos a visitar este castillo, pero toda la historia que hay detrás es admirable y ni nos damos cuenta. Las personas que había aquí dentro y tuvieron que marchar después de todo el trabajo hecho de años y años … ¡Y aquí lo tenemos!

Nosotros nos despedimos de la fortaleza después de empaparnos de muchísima información, pero como ya sabéis nos quedaría por visitar uno de los castillos, que queda al otro lado del puente colgante Higline179.

Fort Claudia. Fue en 1632, cuando los suecos se mudaron a Ehrenberg. Años más tarde, entre 1639 y 1645, bajo la regencia de la archiduquesa Claudia, se construyó Fort Claudia, que lleva el nombre de esta princesa.

En 1703, los bávaros tomaron el fuerte Claudia, quien inició la ocupación de Ehrenberg desde aquí. En 1782 la fortaleza fue abandonada. Ya en el siglo XIX, la antigua fortaleza fue habitada y en descomposición después de ser abandonada.

 

Para nosotros fue la sorpresa, que al llegar a bajo, nos fijamos y vemos que están haciendo obras para hacer un teleférico de subida directamente desde la entrada hasta la fortaleza donde se encuentran los castillos para que así todo el mundo pueda visitarlo. ¿Como nos lo encontraremos dentro de unos años?

 

Después de esta gran aventura y volver a la realidad actual, vamos al puerto de FernpaB en Biberwier y comemos cerca de unos lagos llamados Fernstteinsee, Blindsee, WeiBenesee. Lagos los cuales cada uno mas bonito que te hacen ver sus colores turquesa y admirar la naturaleza….

A continuación, vamos a ver el lago Eibsee el cual se encuentra en Alemania.

Está al lado de un telecabina de la estación de sky llamada Eibsee Seilbahn la cual eleva a sus usuarios hasta el Zaugpize en lo alto de la montaña hasta 3000 metros de altura.

El lago Eibsee se encuentra en la ciudad de Grainau en el estado de Baviera. Al acceder encontramos muchos restaurantes turísticos, es un punto muy popular al estar junto a la estación del telecabina.

Para llegar hasta el lago y poder fotografiarlo me costó bastante, hasta que encontré un pequeño agujerito para poder enseñaros los bonitos colores que tiene y lo grande que es. Tiene 8 kilómetros de longitud de orilla por la que se puede pasear por un sendero sencillo que permite rodearlo, su profundidad máxima es de 35.4 metros.
Se camina la mayor parte en sombra, entre abetos y diferentes especies de arbustos, siempre cerca del agua cristalina del lago, cuyos reflejos en azul turquesa invitan a tocar el agua, a poco que sale el sol.

 

Volvemos de nuevo a Austria para ir hasta la garganta de Partnach en Garmisch-Partenkirchen-Partnachklamm. El parking es de pago, hay una cuota fija diaria de 2,50€. Es una zona muy turística, ya que también está justo delante del parking del nuevo salto de sky y el estadio. Está permitido visitarlo.

 

Los inicios de la garganta son del año 1912 y fue declarado monumento natural. El Partnachklamm tiene una longitud de 699 metros y una profundidad de unos 80 metros. Su precio es de 5€ Adultos, 2€ niños y adolescentes hasta los 16 años.

Para llegar hasta ella hay unos 20 minutos de camino de asfalto bastante plano con prados a sus alrededores e incluso algunos animales que pudimos observar en plena naturaleza.

En temporada alta también hay carruajes tirados por caballos que están disponibles detrás del estadio y autobús. Desde el estadio hasta la entrada de la garganta aproximadamente hay 2 km muy fáciles de hacer.

 

La curiosidad nuestra fue que hicimos todo el camino hasta la entrada de la garganta y nos dijeron que cerraban en una hora y que lo veían un poco justo para realizar todo el camino. Eran las 17h de la tarde y sus horarios en octubre eran de: 8h  a 18h, así que nos tocó dar media vuelta y dejarlo para otra ocasión. El agua estaba turbia pero seguía preciosa de ese color turquesa. Había vallas en el borde del río para evitar caídas ya que había llovido y estaba todo mojado. El río sigue el camino justo al llegar a la entrada. Me quedé con muchas ganas de verla… pero la dejaremos para otra ocasión con más calma.

 

¡El día no nos ha dado para más después de un día más que ajetreado!

Espero que no se os haya hecho largo el post, ya sabéis que me gusta dar toda la información de lo que visitamos para saber de su historia, curiosidades y nuestro itinerario.

 

Buscamos un sitio donde pasar la noche y poder descansar. Encontramos un sitio muy tranquilo en Mittelwald, Alemania, a las afueras de un bosque animado llamado “Hochseilgarten und Kletterturm am Isarhorn” Pasaba muy poca gente a pasear el perro y poco más, así que aprovechamos para echarnos una ducha con el agua a 30º ¡calentita, calentita! y Kilian incluso aprovechó para ¡afeitarse por primera vez estando en la furgoneta! Nos hicimos la cena, y a descansar por fin!

¡Buenas noches viajeros!

 

RUTA WIKILOK CASTILLOS

PERNOCTA

 

 

 

 

 

2 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *