INNSBRUCK – VALLE DE PITZTAL

Nos despertamos con un buen susto, ya que la policía andaba por allí inspeccionando la zona verde del bosque animado, pero ya estábamos recogiendo . ¡Uf! Pasan de largo.

Vamos camino a Innsbruck a la zona del casco antiguo, pero como toda zona céntrica, ya se sabe, es de zona azul o de parking de pago, así que tocó pasar por caja.

Hemos dejado la furgo en zona azul y hemos alquilado bicicletas 4h para poder visitar la ciudad de una manera mucho más cómoda, rápida y divertida sin dejarnos zonas más lejanas que caminando seguro que no hubiésemos llegado en un solo día. De esa forma hemos podido visitar los edificios mas importantes del centro del casco antiguo: El Tejado Dorado, el Palacio de Hofburg,  las pistas de salto de sky Bergiselschanze (cuyas fuimos en bicicleta hasta donde se encuentran), Museo Tirolés de Folclore y Arte, estatua de St. Anne’s Column, Triumphal Arch, Innsbruck, edificio emblematico Helbling House, Landhausplatz, Innsbruck… ¡y muchíiiisimos más! Todo eso teniendo cuidado de todos los viandantes, pero se podía ir con bicicleta sin problema.

 

Hay que decir que Austria es un país muy concienciado con el transporte público y la movilidad con las bicicletas. Toda la ciudad está comunicada por carril bici y hay mucho respeto entre coches y bicicletas. Incluso encuentras semáforos para bicicletas que las priorizan y grandes semáforos para los coches para que desde el final de la calle puedan llegar a verlos.

 

Puede que en el centro de Innsbruck sea una zona de nivel social elevado de algunas personas. Os pongo un ejemplo curioso que me pasó que me chocó, ya que no me tienen acostumbrada en España jajaja Cuando fui a poner monedas para la zona azul, te ponía que solo podías poner un máximo de tiempo de 1:40h y eran 2,10€. Entonces tuve que ir a pedir cambio en dos ocasiones, tanto a una tienda que me quedaba en frente como a una chica que también aparcaba, y fue curioso porque me daban monedas de más como tranquila toma te doy lo que tengo quédatelo. Y yo no, ¡cambiamos las monedas! (claro todo eso con mi super inglés) jajaja

 

 

Otra de las cosas que nos hemos dado cuenta en cuanto hemos entrado a Austria, es que NO HAY CONTENEDORES PÚBLICOS, no hay, y buscando y buscando y nada, y nosotros pensando no puede ser, tiene que haber, a ver si hay en el siguiente pueblo, ¡¡¡pero tampoco!!! ¿¿¿Y ahora qué hago yo con la basura???

Pues se ve que tienen un sistema de reciclaje que les recogen los contenedores en la puerta de casa o bloques y dependiendo del día de la semana, recogen uno distinto. Por ejemplo, lunes el de papel y cartón, martes el plástico, miércoles el vidrio…

Eso sí por lo que me he informado, Austria paga el impuesto más elevado de la UE. También hay otros países como Italia que por su pequeña capacidad de incineración de residuos a través de trenes mandan sus desechos a Austria a cambio de pactos. Más información aquí.

Pagar un impuesto elevado de basuras a nadie nos gusta, pero tenemos que mirar más adelante y de cara a un futuro. Cuidar nuestra naturaleza, ver como en toda Austria no encontramos suciedad, como todas las carreteras están cuidadas, hacen obras cuando es necesario, no hay malos olores, esta cuidado el entorno, no hay ni un solo graffiti… Hay muchísimas cosas a tener en cuenta de un país que nos lleva mil vueltas. Puede que la calidad de vida junto a los sueldos sí que sea un poco más alto pero, también todo está mucho más cuidado y respetado y eso supone un coste elevado y un esfuerzo de cara al país y a cada una de las personas que residen en él.

 

Ya que estamos en ciudad y teníamos mucha ropa para lavar, decidimos buscar una lavandería automática a las afueras. Aparcamos en una zona libre de zona azul y vamos a poner la lavadora que quedaba en frente y de mientras, vamos a comprar cuatro cosas a un súper de enfrente. Al salir del supermercado, a lo lejos Kilian dice que había como un papelito por debajo del limpiaparabrisas. Nah no puede ser, Será publicidad… Si acabamos de entrar, no puede ser una multa ¡no ha dado tiempo! Allí no ponía nada, está bien aparcado así que tranquilidad…  Peeero… sorpresa es la nuestra que sí era una MULTA de 25€ y de hacia 4 minutos antes de llegar nosotros, ¿cómo podía ser, donde se había metido?

Pero bueno… después del sofocón, de traducir un poco lo que ponía, que se le va a hacer todavía no sabemos porque hemos aparcado mal pero la fuimos a pagar al día siguiente a un banco que eran las instrucciones que ponía y listo. Fuera marrones.

 

Vamos dirección al valle de Pitztal. Llegamos a Mandarfen. Buscamos sitio para dormir y encontramos un parking de un restaurante y hotel donde nos quedaba cerca para poder realizar la excursión del día siguiente. Quisimos ir a conocer el pueblo pero todo estaba ya cerrado y oscuro, las tiendecitas ya estaban cerradas y no se veía a nadie.

 

 

En Austria el día empieza bien prontito, cuando sale el sol, así se aprovecha el día. Los horarios son diferentes a los que tenemos en España. Un ejemplo son los supermercados de las grandes superficies como supermercados de cadenas grandes los cuales abren a las 7:30 y cierran a las 19h y así en la mayoría de las tiendas. Después de las 19h no se encuentra nada abierto la mayoría de las veces. Cumplen a rajatabla los horarios de invierno y cuando se va el sol todos ya están en casa con sus familias.

Así que nosotros también nos hemos adaptado a su horario, a las 20 a cenar y a dormir.

¡Buenas noches!

PERNOCTA 

 

7 Comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *