CASCADA STUIBENFALL

¡Buenos días!

¡Manos a la obra!

Hoy vamos a ver la Cascada Stuibenfall, nos levantamos en el parking de la misma cascada, ponemos los 4,5€ para todo el día para quedarnos tranquilos y… ¡vamos a ello!

Stuibenfall es la cascada más alta del Tirol con 159 metros de altura y se divide en 5 plataformas desde donde podremos sentir la fuerza del agua y ver su caída en diferentes alturas.

La ruta que hacemos va siempre paralela al río hasta que llegamos a la caída del agua.  El camino empieza siendo ancho y de tierra entre arboles y bonitos parajes como son algunas actividades de agua para niños, molinos de agua, un puente de madera…


Antes de empezar los escalones nos encontramos la primera plataforma, la base de la cascada, la parte más baja y cercana donde vemos su caída de frente y esplendor, ese momento en el que observas el choque con las rocas y todas las partículas que vuelan a nuestro alrededor sin darnos cuenta. Llevamos nuestro chubasquero porque más arriba seguramente acabamos empapados ya que las escaleras están mucho más cerca, van por el lateral de la cascada.

Más adelante se va haciendo cada vez mas cuesta arriba y las piernas empiezan asentirse cansadas, pero después sigue con un sendero en forma de zig zag que se va estrechando y para acumular desnivel más fácilmente empiezan a haber unos escalones de madera.

El sendero nos lleva hasta unas escaleras metálicas colgantes expuestas a 80 metros de altura que suben hasta el inicio de la cascada. Las personas que tienen vértigo o que tienen miedo a las alturas tendrían que tener cuidado. La plataforma metálica tiene unas buenas barandillas a dos niveles y está muy buen sujeta de tal manera de que no se mueve apenas, además hay unas preciosas vistas al valle de Ötztal que merece la pena visitar y las 4 alturas diferentes dentro de la estructura te dan una visión muy distinta la cascada. Es admirable cuando llegas arriba.

La plataforma metálica consta de 720 escalones según consta en las informaciones que nos encontramos al bajar, pero yo me reté a contarlas por mi misma.

A media altura hacemos un poco de parada para observar las fantásticas vistas desde las plataformas, es admirable ver cómo tanto caudal de agua no deja de bajar en ningún momento ni afloja. Llevábamos ya un rato subiendo, estábamos un poco cansados, pero estábamos deseando llegar al punto de la caída del agua. Además íbamos siguiendo a unos chicos y chicas que también subían haciendo via ferrata y estaban a punto de cruzar la cascada por los cables de acero ¡qué emoción! Todas las rocas de la cascada están comunicadas desde el inicio y hay un gran recorrido.

¡Por fin hemos llegado hasta lo alto de la cascada! Uf… parecía que no se acabasen nuca jejeje pero siiii aquí estamos, y bien merecido, porque ahora mismo nos encontramos con unas vistas increíbles en la plataforma final que está suspendida en el aire, con la cascada a nuestros pies y a la izquierda que tiene la caída hacia abajo, las vistas del valle a nuestra derecha. Al acabar las escaleras nos hemos adentrado en un pequeño bosque, hemos cruzado un puente precioso para cruzar el río de agua donde pasa todo el caudal de agua de la cascada de Stuibenfall y hemos pasado al otro lado y bajar unas 20 escaleras hacia a la izquierda para poder ir a la última plataforma suspendida en el aire y acabar nuestro recorrido. Podemos decir que es indescriptible esta sensación, ya que desde aquí arriba se puede ver todo el recorrido, las escaleras, y el camino desde abajo. También podemos ver el camino de via ferrata y todavía vemos a gente subiendo y subiendo, ya que era un día ideal. Sigo diciendo que tenemos que ponernos un día que tiene que ser genial Jeje


También se encuentra aquí arriba un restaurante que en verano se encontrará abierto ya que es una ruta bastante típica y muy acomodada.

Casi que hemos pasado calor, tantos escalones te hacen olvidarte del frío.

Nosotros no hemos tenido suerte, pero dicen que en días soleados cuando entra el sol en el valle, a menudo refleja el arco iris en el agua de la cascada y hace que no se olvide fácilmente esa imagen.

Hacemos la bajada con calma ya que la rodillas ya empezaban a quejarse y intentamos contar las escaleras jajaja!!!  Como veréis en el vídeo nos salieron 300 cuando llevábamos un poco más de la mitad, y las metálicas son un total de 720 según dicen… (aunque yo creo que son mas) yo he contado unas 450 solo de bajada Jajajaja

Una vez abajo, comimos en la furgo y fuimos a visitar Sölden. Vimos que están haciendo actualmente la promoción de la película ELEMENT 007 en las pistas de sky de Sölden, justamente en la pista de sky que se encuentran al final del teleférico. También hay un museo donde se puede ver cosas de cómo se ha rodado y pequeñas muestras de piezas del avión estrellado.

Después continuamos el valle dirección al pueblecito de Vent donde termina el valle, un pueblecito muy bonito y particular. Hay muchos senderos y montañas para hacer senderismo. Finalmente, nos dirigimos hacia la frontera de Austria con Italia, donde pasamos la noche en un descampado que hay justo en frente del valle de Ötztal en el pueblo de Hochgurg. En la frontera por la parte de Austria se encuentra el museo de motocicletas más alto de Europa. Top Mountain Motorcycle Museum.  En 3.000 m², se presentan alrededor de 230 motocicletas clásicas de aproximadamente 100 fabricantes junto con algunas rarezas de automóviles.Tiene un coste de 10€ por persona y para los titulares de la Tarjeta Ötztal o Tarjeta Premium Ötztal durante los meses de verano será gratuita la entrada.

RUTA WIKILOC STUIBENFALL

PERNOCTA

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *